“Ya lo dijo el Coco Basile: Boca es Deportivo Ganar”

0
229
Guillermo Barros Schelotto DT de Lanus. Boca Juniors vs Lanus. Futbol Argentino - Torneo Final 2013. 7 de abril de 2013. Fecha 8. Estadio: Alberto J. Armando (Bombonera). Foto: Javier Garcia Martino / Photogamma.

Guillermo Barros Schelotto, el ídolo de los 300 partidos y los 16 títulos con la camiseta xeneize, atraviesa sus primeras semanas como DT. Pasá y conocé sus sensaciones… 

Otra vez, como hace nueve años, su nombre se convierte en una canción que baja por las tribunas y retumba en cada rincón. La Bombonera no tiembla, late, y lo hace al compás del “Guilleeermo, Guilleeermo”, esa demostración de amor que el público xeneize siempre le ofreció. Es un peso pesado en materia de idolatría, de historia viva azul y oro. Guillermo Barros Schelotto, propietario de dieciséis títulos y autor de huellas imborrables por los pagos de la Ribera, está de vuelta. Ahora de traje, ahora con zapatos… Ahora como nuevo director técnico de Boca.

“Estoy muy feliz porque conozco tanto a Guillermo como a Gustavo y sé que son buenas personas y buenos profesionales. Saben lo que es Boca y van a dar lo mejor por el bien del club. Tienen todo nuestro respaldo y, por sobre todas las cosas, cuentan con el apoyo de los socios, que es lo más importante”, expresó el presidente Daniel Angelici el día de la presentación oficial.

“Quiero agradecerle a Daniel y a toda la comisión directiva por confiar en nosotros para este próximo paso que da el club. Tomaremos este desafío con mucho compromiso y mucha responsabilidad, como todos los que hemos afrontado en nuestra carrera”, contó Guillermo. “¿Por qué no manifestamos nuestra emoción? El otro día un amigo me dijo que había que contener las emociones para que salgan las ideas. Y en eso estamos. Volver a la Bombonera, después de haber jugado diez años y haber logrado tanto es algo muy lindo, pero tenemos que tener los pies sobre la tierra”.

Su hermano Gustavo será la otra parte de esta dupla técnica, que estará acompañada de Ariel Pereyra -ayudante de campo-, Javier Valdecantos -preparador físico- y Juan José Romero -entrenador de arqueros. Los Barros Schelotto están de vuelta en el club que los vio brillar a base de goles y campeonatos, y esfuerzo y sacrificio. Ahora, desde otro costado y con otras obligaciones, buscarán una segunda etapa de alegrías

– En el último tiempo, Tevez ha sido muy criticado. ¿Por qué creés que se le cae tanto a Carlos?

– Hablé con Tevez y me dijo que se siente bien. Yo lo vi así, también. Él marca la diferencia en lo individual y debemos ponerlo al 100% para aprovecharlo. Carlitos puede jugar de 9 y hasta con otro delantero al lado, que podría ser Osvaldo. Ellos se entienden muy bien, ya han jugado juntos en Juventus.

– ¿Los rumores de la prensa no vinculada al fútbol influyen en su rendimiento? ¿Pensás que puede llegar a irse en algún momento?

– Tevez se quiere quedar en Boca, está bien acá con su familia. Quizá lo ven enojado, con cara larga, pero es porque las cosas no le vienen saliendo como quiere.No tengo dudas que va a recuperar el nivel.

– Una de las características principales de tus equipos es la dinámica que tiene el mediocampo. ¿Dónde ves mejor a Gago, jugador clave que tiene este plantel?

– Lo dije el día que presentaron como entrenador: cuando Boca vendió a Gago al Real Madrid, Fernando jugaba de número 5. Y esa va a ser su posición porque creemos que ahí es donde mejor rinde. Es un gran jugador de fútbol. Tiene mucha jerarquía y nos puede aportar mucho.

– Después de tu presentación, te cambiaste, saliste a la cancha y dirigiste la primera práctica. ¿Cuál fue la primera impresión que se llevaron?

– Llegamos y encontramos que Boca estaba mal en lo anímico, lo físico y en lo futbolístico. Nosotros trabajaremos día a día y trataremos de recuperar a cada uno de los jugadores. La idea es que Boca sea un equipo ambicioso y con carácter, como lo fue siempre a lo largo de su historia.

– ¿Cambió algo en estas primeras semanas de trabajo? 

– Yo estoy viendo una entrega muy grande de los jugadores en los entrenamientos y en los partidos; eso es bueno porque nos facilita el trabajo. Ellos saben que nosotros no tenemos un equipo titular sino que juega el que mejor esté. Por eso deberán ganarse un lugar en la semana.

– ¿Por qué llegar y dirigir a las 12 horas? ¿Era conveniente?

– Hay una cosa que está clara, y que lo saben todos: si Boca no tuviera problemas, no cambiaría de entrenador. No me corresponde opinar cómo estaban los jugadores antes, yo debo pensar de aquí para adelante. Por eso creímos que lo mejor era asumir rápido, entrenar y dirigir. Quizá para muchos era mejor agarrar después de los partidos ante Racing (Copa Libertadores) y River (Torneo local), pero nosotros debíamos demostrar compromiso para con los jugadores. Esto es Boca, yo ya conocía cómo se maneja este mundo.

– ¿Cuánto crees que puede tardar el proceso de adaptación para que los jugadores capten el mensaje?

– Creo que con el correr de los partidos iremos plasmando nuestra idea. Siempre digo que si uno quiere tener un equipo duro, hay que entrenar de la misma manera. Ya lo dijo el Coco Basile: Boca es Deportivo Ganar.

– Como jugador entraste más de 100 veces a La Bombonera. ¿Qué significa volver con un traje y estar del otro lado de la raya?

– Entrar a La Bombonera después de 10 años es emocionante. En el primer partido, ante Racing, fue raro porque no había gente. Eso desnaturaliza todo y más en la cancha de Boca, donde los hinchas son como un jugador más. Contra Unión pensábamos estar concentrados, pero la verdad es que fue imposible porque volver a sentir el griterío de la gente te llena de emoción. Sin dudas fue imposible no emocionarse.

– La generación dorada de Boca sabe que en algún momento tendrá la oportunidad de ponerse el buzo de DT. ¿Vos no te querías apurar en tomar semejante responsabilidad?

-Creo que nuestro paso por Lanús, donde estuvimos casi tres años y medio, fue clave para que hoy estemos acá, en Boca. Nos sirvió mucho y, más allá de haber ganado un título internacional, fue importante para nuestro aprendizaje diario. Eso fue lo que hoy nos trajo a este club. Esperamos dar lo mejor.

– Desde 2011, Daniel Angelici manifestó que vos eras su principal candidato para dirigir a Boca. ¿Sirve tener respaldo del máximo dirigente en la actualidad?

– Le agradezco al presidente por haber confiado en miy en todo el cuerpo técnico. El día de la presentación lo dije: fue una mezcla de sensaciones porque tengo una buena relación con el Vasco Arruabarrena. Pero este mundo es así. Esperamos responderle con resultados y trabajo al presidente.

– ¿Pudiste hablar con Arruabarrena? ¿Fue difícil reemplazar a un ex compañero?

– Como dije antes, tengo una buena relación con el Vasco. Compartimos muchos momentos justos, y el día de mi asunción tuve mezcla de sensaciones. Yo sólo intercambié algunos mensajes con él, pero sé que Gustavo, mi hermano, pudo hablar. No me corresponde opinar de lo que hizo él como entrenador de Boca porque no soy quién para hacerlo. Le deseo lo mejor en su carrera, es una gran persona.

– ¿Sensaciones futbolísticas del debut ante Racing? Después habrá tiempo de analizar el Superclásico y el empate agónico en La Paz…

– Para empezar, hay que decir que fue una lástima que se haya jugado sin gente. Eso desnaturalizó todo. Después, en cuanto a lo deportivo, creo que fue un típico partido de Copa: trabado y sin mucho juego. Habrá que ver si el empate sirve o no al final del grupo. Rescato las ganas de ganar que tuvieron los jugadores y el trabajo en defensa. En fin, nosotros tuvimos las chances más claras para ganar el partido.

– ¿Qué te dejó el partido ante River? ¿Fue aburrido? 

– No sé si fue aburrido o no, pero creo que volvimos a estar bien defensivamente. Ellos tuvieron las más claras, pero después controlamos nosotros el juego. La realidad es que tenemos que empezar a ganar más partidos para ir adquiriendo confianza.

– ¿En la altura de La Paz se vio la rebeldía que pretendés para tus equipos?

– Destaco varias cosas de ese empate. Primero, la posibilidad de seguir dependiendo de sí mismo para clasificar a la siguiente fase. Segundo, la personalidad que mostró el equipo para igualar el marcador. Ahora quedan tres partidos muy importantes donde tendremos que demostrar. Yo veo al equipo con muchas ganas”.

Leave a Reply

Empezá a alentar con tu comentario!

Notificación De
avatar
wpDiscuz