El Custodio

0
389
Guillermo Sara de Boca Juniors. Godoy Cruz vs Boca Juniors. Futbol Argentino - Primera Division 2016 - Fecha 3. 18 de septiembre de 2016. Estadio: Malvinas Argentinas (Mendoza, Argentina). Foto: Javier Garcia Martino / Photogamma.

Luego de su heroica actuación ante Lanús, que le permitió a Boca clasificarse por penales a la siguiente fase de la Copa Argentina, Guillermo Sara charla en exclusiva con Solo Boca y analiza el presente del equipo.

Cuando tenía apenas cinco años, Axel Werner pisó Atlético de Rafaela por primera vez. Empezó en la escuelita de infantiles y luego fue andando un camino en busca de un sueño, que era llegar a Primera. En ese recorrido se fue nutriendo de consejos y de enseñanzas de parte de los más grandes. La vida tiene estas cosas: uno de sus referentes fue Guillermo Sara, con quien hoy comparte plantel en Boca Juniors. Caminan juntos por la Bombonera. Vestidos con buzo amarillo y sus respectivos guantes, se chicanean con recuerdos en La Crema. Hace unos minutos terminó el entrenamiento de Boca y los arqueros se brindan para la producción de fotos con SoloBoca.

– ¿Cuándo se conocieron?

WERNER: -Guille había llegado del Betis y pidió permiso para entrenarse en el club. Estuvo como seis meses. Y yo estaba en plantel pero era chico, estaba pintado. Siempre quedábamos afuera los dos.

– ¿Vos Guille qué concepto tenías de él?

SARA: -Tenía proyección. Se lo veía con condiciones. De hecho el entrenador de arqueros que estaba en el club en ese momento me había preguntado por él, y yo le dije la verdad, que tenía condiciones. Es decir que si no fuera por mí hoy no estaría acá, ja, ja.

WERNER: – ¡En realidad el que estaba en el plantel era yo, o sea que él tiene que agradecer que le abrimos las puertas para entrenar! ja, ja.

-Guillermo, ¿qué significa jugar un partido en la Bombonera?

SARA – Es una sensación única. Cualquier puede haber jugado en cualquier estadio del mundo, pero viene acá y se va a dar cuenta de que es diferente. El entorno, la gente… la tribuna la tenés muy encima. Es impresionante. Por suerte puedo decir que soy uno de los afortunados que jugó en la Bombonera.

– Vos tenés un recorrido por Europa, ¿esto no se compara con nada?

SARA – Es diferente a todo. Mi primer partido en Europa fue en el Bernabéu, contra el Real Madrid. Y el Bernabéu tiene algo especial también porque las tribunas son altas, tan altas que parece que se te vienen encima… Pero acá es distinto. La gente está todo el tiempo alentando y saltando y parece que se te va a caer en la cancha en cualquier momento.

– ¿A vos Axel qué fue lo que más te sorprendió?

WERNER -El primer partido que me tocó viajar fue en Formosa. Y la verdad es que todo lo que fuimos viviendo desde la llegada a la ciudad hasta el momento del partido, fue una locura. Un montón de gente. Esa fue mi primera impresión con el Mundo Boca. Llegar y ver cómo todos los hinchas nos abordaron alrededor del micro, fue increíble. Yo sinceramente nunca había vivido algo así, ni siquiera en las mejores épocas de Atlético. Es algo que te choca y que te sorprende. Y el día a día también es algo que te sorprende.

– ¿Cómo se convive con esto todos los días?

WERNER – Hay que estar tranquilo, tomarlo con mucha madurez porque estas situaciones ameritan a tener una conducta impecable. En tu vida, en la calle y en todos lados.

– ¿Es difícil, Guillermo, concentrarce en los partidos con el aliento de la gente?

SARA – No, lo que pasa es que llega un momento en que tenés que concentrarte y punto. Después de la entrada en calor ya no sentís más nada. Escuchás ruidos y todo pero no le prestás atención.

-¿Qué fue lo primero que le dijiste a Axel cuando llegó?

SARA -Que esté tranquilo, que trate de aprovecharlo. Que mire a los que llevan más tiempo acá en el club para que la convivencia sea mucho mejor. Y lo primordial es que lo disfrute, porque este club es algo único.

– ¿Axel y vos qué concepto tenés de Guillermo Sara?

WERNER -Es un gran arquero, en el cual me fijaba y me sigo fijando. Un gran colega, de los cuales siempre se aprende. A todos nos pasa que nos hace bien esto de hablarnos y de corregirnos.

– ¿Por qué hay buenos arqueros en Rafaela?

WERNER- Ja, ja, no sé. Es un club que sigue una línea, de hecho nosotros compartimos algunos entrenadores de arqueros. Hay un laburo coordinado entre el fútbol juvenil y el de primera, entonces lo chicos que van subiendo tienen todo el terreno más allanado y es más facil adaptarse.

– ¿Vos hiciste el recorrido por todas las categorías?

WERNER -Estoy desde los cinco años, así que imaginate… Desde la escuelita de infantiles hasta primera.

– Guille, tras la ida de Orion, ¿esta posibilidad de ser el uno titular es un desafío para vos? SARA -Seguro. Era lo que esperaba ni bien llegué a Boca. Mi objetivo siempre fue poder ser titular y ahora espero poder aprovechar la oportunidad que me está dando el entrenador.

Dejar respuesta